Vacaciones en Liébana

Liébana

Así como hablamos de Trasmiera como uno de los destinos para conocer la comunidad de Cantabria, también hay que mencionar Liébana. Otra serie de poblados encantadores con un estilo tradicional muy marcado, formando parte de la comunidad de Cantabria y con un amplio crecimiento en materia turística durante la temporada de verano y primavera.

Los Horreos de Liébana y panera de Cades forma parte de las visitas más recomendables de la región debido a su gran belleza natural y la amplia variedad de rutas para senderismo y paseos al aire libre.

El Centro de Interpretación de Tana ofrece un vistazo detallado a la historia de la región, además de muestras y charlas interesantes acerca de los animales y la flora regional. También hay que recomendar la visita al Parque Nacional de los Picos de Europa, uno de los puntos naturales de referencia a nivel nacional.

Si estas buscando un paseo más urbano, puedes conocer importantes construcciones como la Iglesia de San Vicente de Potes o la de La Asunción de Caloca. Son diferentes templos de gran belleza y detallados rasgos distintivos de la época gótica y neoclásica, pero enmarcados en pueblos pequeños de carácter rural, un contraste muy peculiar para la época.

Destinos para vacacionar, Trasmiera

Trasmiera

Se acercan las vacaciones en España. Las mejores temperaturas y los días soleados invitan a los viajeros a planificar su tiempo libre y nada mejor que la campiña en Cantabria para deleitarse con la combinación justa de naturaleza y gastronomía.

La zona de Trasmiera está repleta de poblados pequeños donde se respira en todo momento un aire de colaboración entre las tradiciones más antiguas de los poblados españoles y un avance lento, pero constante, hacia la modernización. Agüero es uno de los pueblos de referencia, con su estilo medieval intacto y algunas construcciones increíbles, como la casona principal.

También está Santona, otro de los poblados de Trasmiera que recibe cientos de vista durante la época veraniega. Aquí se celebra un colorido y muy ruidoso carnaval donde todos los habitantes bailan, cantan y se disfrazan, una oportunidad única para salir de la rutina y transportarse a una experiencia de diversión y jolgorio.

La oferta de hoteles y casas rurales, así como pequeños restaurantes y tabernas tradicionales donde disfrutar de la gastronomía local hacen de la región de Trasmiera uno de los centros turísticos más recomendables para conocer a fondo la magia de Cantabria y sus múltiples facetas para el turismo internacional.

Vía: Spain

Cabárceno y la naturaleza salvaje

cabarceno-01

Cerca de Santander, uno de los destinos más conocidos y visitados de Cantabria, está Cabarceno. Este es un escenario natural verdaderamente sorprendente donde la naturaleza salvaje se preserva con gran cuidado y profesionalismo, pnesando en cuidar a diferentes especies que están consideradas en peligro de extinción o cuya presencia ha ido disminuyendo debido al accionar del hombre.

El Parque Natural de Cabárceno está ubicado a solamente 17 kilómetros del centro de la ciudad y allí se cuidan diferentes especies de animales, desde ciervos y rinocerontes hasta canguros e hipopótamos.

Pero no hay que confundir Cabárceno con un zoológico. Los animales aquí están libres y los visitantes deben mantenerse alejados o viajar en los vehículos para poder verlos, molestando lo menos posible su ritmo de vida y deleitando la vista con la quietud y las costumbres de la vida animal.

No solo ver animales es lo que podemos hacer, también se llevan adelante cursos, paseos de aventura, clases de arco y de escalada para acercar a los visitantes a la vida salvaje y natural.

El Parque Natural Cabárceno es verdaderamente un modelo para ir descartando los diseños de zoológico tradicionales por un estilo de acercamiento diferente, más justo para los animales que se han visto obligados a cambiar su estilo de vida por la llegada de los humanos.

Vía: Cantur

La magia de la Aldea de Ebro

Aldea de Ebro

En Cantabria encontramos decenas de rutas turísticas increíbles y algunos de los escenarios más hermosos de Europa en cuanto a turismo rural, y una de las localidades que no podemos dejar de visitar es la de Aldea de Ebro, una aldea pequeña y alejada a poco más de 100 kilómetros de la ciudad de Santander y que goza de una de las arquitecturas regionales más encantadoras de la zona.

Sus fachadas encaladas y las piedras de sillarejo convierten a este solitario paraje en un punto muy recomendable para conocer a fondo la vida en el interior de Cantabria.

En 2002 Aldea de Ebro fue declarada Bien de Interés Cultural gracias al conjunto románico que se encuentra en la parte central. La iglesia parroquial está dedicada a San Juan Bautista y es una de las iglesias más destacadas del sur de Cantabria, construida en el siglo XIII.

Otra parte que integra el conjunto románico es la Ermita de Dondevilla, con su hermoso arco ojival. Esta construcción está en las afueras de la aldea, justo sobre el margen izquierdo del río Ebro. La señalización de esta parte de la aldea está hecha con piedras en forma de cruza.

Aldea de Ebro es un excelente destino pensado para amantes de la tranquilidad y las localidades más pintorescas del interior cantábrico.