Ojáncanos, criaturas de la mitología cántabra


La mitología de Cantabria es rica en criaturas malignas, demonios y leyendas, y para conocer un poco más sobre la idiosincrasia de los habitantes de esta provincia haremos un pequeño repaso por algunas de las más importantes historias, relatos y creencias de Cantabria.

El primero que analizaremos es el Ojáncano, un gigante con fuerza sobrehumana y que se caracteriza por una larga melena, barba y un único ojo que lo asemeja a un cíclope.

Es conocido por causar destrozos y solo vive para ello. Levantando rocas, destruyendo cabañas y todo a su alrededor para después dedicarse a luchar contra animales imponentes como osos y toros tudancos, siempre saliendo victorioso.

La única criatura a la que un Ojáncano le tiene miedo es a las Anjanas. Ellas tienen la habilidad para extraer un pelo cano de su barba y provocarle la muerte irremediablemente.

Por otra parte, la compañera femenina de Ojáncano es la Ojáncana y es mucho más feroz, cruel y sanguinaria. Ella posee colmillos de jabalí y un par de pechos que puede ponerse a la espalda para moverse más velozmente.

La Ojáncana solamente le tiene miedo a las comadrejas y según la mitología cántabra estas dos criaturas viajan por el mundo causando el caos.

Vía: atc


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado