La historia de la Catedral de Santander


Entre los múltiples atractivos turísticos de la ciudad de Santander, en la provincia de Cantabria goza de la presencia de muchos templos, iglesias y antiguos palacios que conforman la ruta turística del casco histórico de Santander.

Nuestro paseo de hoy nos lleva a la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, una estructura gótica imperdible e imponente que forma parte del corazón de la ciudad.

El conjunto histórico y monumental fue construido entre los siglos XII y XIV. Primero se utilizaron las bases de un antiguo monasterio que pasó a ser una abadía consagrada a San Celedonio y San Emeterio. Durante esa época fue conocida como la Abadía de los Cuerpos Santos.

Ambos santos fueron mártires decapitados en Calahorra y sus restos fueron enterrados debajo de lo que actualmente se conoce como la Catedral de Santander.

La abadía fue convertida en colegiata por orden del rey Alfonso VII en 1131 y posteriormente se construiría una iglesia conocida como Santísimo Cristo que serviría como los cimientos definitivos de la Catedral de Santander.

La construcción original del templo estuvo relacionada con la existencia de un asentamiento romano conocido como Puerto de la Victoria. Allí, a partir del siglo VIII, se guardaban diferentes objetos y reliquias pertenecientes a los mártires sacrificados en La Rioja, en la localidad de Calahorra, 500 años atrás.

Vía: diocesisdesantander


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado