El pequeño pueblo de Ribamontán al Monte


En la comarca de Trasmiera, en la comunidad autónoma de Cantabria, se encuentra ubicado el pueblo de Ribamontán al Monte, sobre las praderas que corren alrededor del río Pontonés, que nace en el interior del propio municipio. Las actividades principales de este pueblo están vinculadas con la ganadería y la agricultura, si bien el turismo va ganando cada vez más terreno, en parte debido a las bellezas naturales y a los monumentos culturales que lo rodean.

La historia del poblamiento de la región se pierde en la noche de los tiempos, su temporalidad puede remontarse hasta el mismísimo paleolítico, contando entonces con más de 10.000 años de antigüedad. El principal yacimiento arqueológico se encuentra en Omoño y se denomina La Garma e incluye desde restos óseos humanos, de animales y también toda una variedad de arte rupestre, entre las que se destacan las figuras de animales pintados o grabados y signos abstractos así como manos pintadas en negativo sobre las paredes. Dentro del patrimonio histórico del pueblo encontramos las iglesias de Santa María de Toraya, San Félix de Anero y Santa María de las Pilas, todas dentro del estilo gótico y que pertenecen a la época conocida como Edad Media.

Vía: Web del Ayuntamiento de Ribamontán al Monte

El Día de la Rosa en Montecarlos


Este próximo 27 de mayo se celebrará a las orillas del Ebro el Día de la Rosa. Es la fiesta regional de Montesclaros Cantabria, y lo celebran de una manera muy original. En la parte más tranquila del Río Ebro, en las aguas bajas de la represa, tal vez es por esta ubicación que este sitio es de los menos visitados y hay una serie de pequeños pueblos pintorescos, rodeados de montes y verdes valles. La fiesta de la Rosa es una tradición del Valdeprado del Río, y se ha extendido por todo el valle de Campoo. Y Se festeja siempre el último domingo de mayo. De igual manera es una costumbre de toda la región, el comprar una rosa de Montesclaros, y que sea bendecida por el obispo de la diócesis de Cantabria.

El 27 de este mes, se propone tanto a los cantábricos como a los visitantes, hacer un recorrido muy particular por los pueblos de los alrededores del Ebro, como la Aldea de Ebro que es tan llamativa. Toda esta zona ha sido declarada Bien de Interés Cultural para terminar el paseo visitando en el santuario de Montesclaros, en donde encontraremos a la patrona de la Merindad de Campoo.

Vía: Portal Oficial de turismo de Cantabria

La bella Santillana del Mar


Santillana del Mar esta localidad cantábrica de ensueño, que se encuentra en la Costa Central, esta ciudad que ya es un placer en sí misma visitarla, por su belleza arquitectónica, sus encanto pintoresco y su riqueza natural. De cualquier nos ofrece también otros atractivos como una agenda cultural muy variada y nutrida.

La pequeña recomendación que haremos será muy puntual y vigente. Este próximo fin de semana, el 12 y 13 de mayo de 2012, se celebrará el Primer Festival de Pequeño Formato, este festival es compartido con Suances. Es un gran festejo para alegrarnos y asombrarnos por las pequeñas cosas de la vida, esas de las que están poblados todos los días y que hacen realidad la felicidad, esa felicidad que se interpretada como instantáneas. Es una valiosa forma de hacer valer las pequeñas cosas que nos rodean y que al final son las que permanecen. También se puede encontrar una gran coincidencia en eso con los viajes y las vacaciones, ya que al final sólo nos quedan los pequeños suvenires, las fotografías de un instante, los pequeños grandes recuerdos de los maravillosos lugares visitados. Dos días de teatro, música, circo, arte por todos lados pero en pequeño formato.

Vía: Web de turismo de Santillana del Mar

La gastronomía en Sanatander


Sabemos que el ingrediente principal y no es secreto, de unas increíbles vacaciones es la comida. Y la ciudad de Santander tiene todo lo necesario para poder comer de manera inolvidable. Múltiples terrazas, restaurantes y chiringuitos donde comer la fabulosa comida regional se abren ante nuestros pasos mientras recorremos las calles del centro histórico. Pero si uno tiene verdadera pasión por la cocina y no sólo por comer, Santander ofrece una actividad verdaderamente original.

Si el gusto por aprender a cocinar y conocer a la gente de la ciudad que se visita, suena a un buen plan. Entonces una noche en donde cocinamos, comemos y bebemos mientras charlamos con buena música de fondo, es una buena actividad durante la visita a Santander. Se puede ir en grupo o sólo a tomar la clase de cocina y cocteles, que son sólo el comienzo de una noche festiva. Desde el 4 de mayo hasta el 18 de julio de este año, todos los miércoles de cada mes, a las 20:30 en punto se celebran Las Cooking Night Sessions programadas por Deluz. Simplemente hay que elegir un miércoles, y por sólo 30 euros, la noche está completa. Las recetas son variadas, cada día está dedicado a recetas de distintas nacionalidades.

Vía: Portal del Ayuntamiento de Santander

Cantabria y sus vinos


Si lo que nos gusta en un buen viaje, es comer y disfrutar de los placeres culturales de las grandes ciudades que gozan de historia, pues entonces Santander definitivamente es un buen destino. No hay que dejar de asistir a la Feria Cantabria Vinos. Que se celebra en la hermosa Santander este próximo 10 de mayo. Si uno se encuentra en esta ciudad lo mejor es acercarse a esta feria, que nos dará un amplio panorama de las bodegas más importantes de Cantabria. Una forma muy placentera de conocer los vinos de la región, sus denominaciones y sus variedades, las bodegas grandes y las pequeñas, pero que son garantía de calidad.

La feria se realizará en el Hotel Bahía de Santander, comenzará a las 12 del día y cerrará a las 15 horas para volver a abrir a las 17 horas y clausurar el evento a las 21 horas. Suficiente tiempo para degustar magníficos vinos, y aprender sobre ellos, cualidades, orígenes, variedades y singularidades de las distintas gamas. Un dato importante para los residentes y turistas es que tendrán al público un oulet de vinos, en dónde se podrán adquirir maravillosas botellas a muy buenos precios.

Vía: Sitio del Gobierno de Cantabria

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno


La naturaleza se manifiesta en todo su esplendor cantábrico en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno. Se encuentra a sólo 20 kilómetros de la ciudad de Santander, capital de Cantabria. Es uno de los puntos más atractivos de la zona, ya que se encuentra comprendido dentro de otro parque de singular belleza natural, hablamos del Parque Natural de Peña Cabarga.

El Parque de Cabárceno, es único no sólo es una reserva natural, sino por ser un zoológico de espacios abiertos. Es por eso que es uno de los atractivos turísticos más visitados ya que se puede apreciar una gran cantidad de animales, cantábricos, asiáticos y africanos. Algunos de los animales que podemos ver son: ciervos, rebecos, osos, lobos, como parte de la fauna cantábrica, y avestruces, hienas,  leones, tigres, jirafas, gorilas y hasta elefantes, entre muchas otras especies, la lista es larga. El acceso a este parque es muy sencillo, puede ser en auto o en autobús. Hay muchas agencias que organizan visitas y tours que pueden arreglar una travesía muy cómoda, de manera que se pueda aprovechar al máximo de esta espectacular zona que no sólo es muy extensa naturalmente sino que tiene una riqueza histórica que data de la época romana.

Vía: Web del Parque de la Naturaleza de Cabárceno

El Valle de Iguña, en Cantabria


En la zona central de Cantabria se encuentra el maravilloso Valle de Iguña, ubicado al sur del Valle de Besaya. Y se forma por tres municipios, que son Arenas de Iguña, Bárcenas de Pie de Concha y Molledo. En esta zona podemos encontrar varios lugares hechiceros, que están considerados como Patrimonio Cultural, de la región para la humanidad. Así que realmente es de gran valor viajar a esta región cantábrica, y disfrutar de su riqueza histórica, cultural, y natural.

Pasear por Bárcenas de Pie de Concha, y alojarse en alguna casa rural, que nos ofrece el las mañanas un desayuno casero, para después salir a pasear por el verde Valle y llegar hasta la antigua calzada romana que es compartida con los municipios de Pesquera y Molledo, y que dio una gran importancia comercial, muchos años atrás a esta zona, ahora se preserva y es de gran belleza su “sencilla” estructura que es se entremezcla con el paisaje natural. Llegar al barrio de la Picota y ser testigo de la permanencia del Rollo del término Municipal de Bárcenas que es un pilar de jurisdicción, que data del s. XVII. Muchas iglesias románicas del s. XII adornan la campiña cantábrica dándole un toque bucólico al paisaje.

Vía: Web de turismo en Cantabria

La Cueva del Pendo, en Cantabria


En la Comunidad Autónoma de Cantabria, dentro del municipio de Camargo se encuentra la zona arqueológica de La Cueva de El Pendo, está zona fue nombrada en el año 2008 como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y está considerado dentro del sitio de la Cueva de Altamira y arte rupestre paleolítico del Norte de España.

La Cueva del Pendo es un sitio imperdible para aquel viajero interesado en el turismo arqueológico, ya que es uno de los referentes del estudio paleolítico, y es uno de los más citados en los estudios por la gran importancia de este yacimiento. En 1997 se hizo un nuevo descubrimiento de pinturas rupestres, en donde se pueden apreciar principalmente ciervos, y este tiene una antigüedad aproximada de 20, 000 años.

Los horarios para poder visitar este sitio son, en verano de 9:30 a 14:30 h. y de 16 a 20 h. en invierno de 9:30 a 13:45 y de 14:45 a 17h durante todos los días de la semana. El costo para hacer el recorrido es de 3 euros y 1.50 menores de 12 años. Se puede llegar en auto. Y una buena opción es pasar un par de días en Camargo.

Vía: Cueva del Pendo

La Comarca de la Costa Occidental


En Cantabria se encuentra la Comarca de la Costa Occidental, el bellísimo y emblemático Municipio de Comillas. Este sitio se destaca por la belleza sin igual de sus paisajes. El Mar turquesa y el verde que estalla por toda la villa, en sus parques y grande pulmones. Unas vistas del mar cantábrico desde un sitio en el que se respira tranquilidad, y una sensación de armonía. La Plaza del Corro y sus hermosas playas. Esta sensación de tranquilidad, también está dada por la armonía de la majestuosa arquitectura, que es otro de los grandes atractivos de Comillas.

En este lugar se encuentran claros indicios de la arquitectura modernista cantábrica. Entre los edificios más importantes que podemos visitar, se encuentran, la Universidad Pontificia, El Palacio Sobrellano, la Capilla del Panteón y claro no podemos dejar de mencionar la fabulosa casa de veraneo que diseñó Antonio Gaudí. Si bien esta casa todavía no es lo que más adelante se convertiría la arquitectura modernista del catalán arquitecto, ya hay pequeñas muestras del genio de Gaudi. El Capricho como se llama esta casa es una clara combinación entre el mudéjar histórico, la tendencia modernista de la época y el arte del arquitecto catalán. Actualmente en el sótano del capricho venden suvenires de Gaudi.

Vía: Portal de Turismo en Cantabria

Un paseo por Santander


En Cantabria podemos encontrar un municipio que originalmente estaba dedicado a la agricultura y la ganadería. Con el tiempo fue adquiriendo esta zona, un mayor auge con el turismo rural gracias a la belleza de sus paisajes naturales y su buena ubicación. Muy cercano a la playa, más o menos a 15 minutos en auto, entre Santillana del Mar y Cabárceno, y está también a muy pocos minutos de la capital de Cantabria, la ciudad de Santander.

Con el río Pisueña recorriendo el municipio, en donde se puede practicar la pesca de salmón y trucha. Si la pesca no es de nuestro agrado, entonces podemos dedicarnos a otros deportes al aire libre, por ejemplo hacer largas excursiones a pie. Y si ya se está paseando por la zona, una buena opción es hacer un recorrido cultural, por los monumentos que son patrimonio histórico y artístico. El punto más importante a visitar es una de las iglesias románicas más hermosas e importantes de Cantabria, la Colegiata de Castañeda, declarada como monumento Nacional en 1930. Después se puede visitar las ermitas de San Juan, San Roque y San Pelayo. Hay hermosas posadas que pueden dar hospedaje al viajero que busca la tranquilidad del campo cantábrico.

Vía: Santander