Cantabria cubierta de nieve


Cantabria nieve (500x200)

Ya en otoño, a Cantabria empiezan a llegar las nevadas y el paisaje empieza a cambiar de manera rotunda. Los hermosos colores de árboles y flores dan paso a los vientos que arrancan las hojas y posteriormente, al blanco que empieza a cubrir cada rincón de las ciudades y pueblos.

Cantabria en invierno parece una postal de Rusia, con sus calles cubiertas de nieve, los árboles altos, desnudos y cubiertos de agua congelada, pero aún así conserva su encanto. En los últimos años el turismo de invierno ha empezado a crecer, invitando a personas de todas partes del mundo a recorrer los senderos, pero dejando las zapatillas deportivas y cambiando la indumentaria por raquetas para nieve.

Las caminatas son muy diversas, desde rutas sencillas que bordean bosques pequeños, hasta largos trechos siguiendo el curso de algún río. Si te gustan las aventuras y los desafíos al aire libre, el otoño en Cantabria es excelente para estas actividades. Las primeras nevadas no son tan fuertes, y los caminos todavía están aptos para ser transitados.

Si quieres conocer el interior de Cantabria, sus caminos y rutas, pero de una forma diferente, entonces prueba las caminatas con raquetas de nieve en diferentes localidades.


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado