Yacimientos arqueológicos de Besaya

La región de Cantabria es famosa por sus variados yacimientos arqueológicos, de distintos orígenes y muchos de ellos pertenecientes a la época de dominación romana.

En el sector denominado Besaya encontramos un complejo arqueológico compuesto por distintos yacimientos, La Espina del Gállego, Campo de Las Cercas, Cildá y el Cantón. Forman parte de una Zona Arqueológica utilizada como base de operaciones militares durante la época de las Guerras Cántabras que sucedieron entre el 29 a.C. y el 19 a.C.

La Espina del Gállego es un castro fortificado que una guarnición militar romana usaba durante los conflictos, mientras que los tres restantes eran campamentos de asedio, utilizados durante la avanzada sobre los nuevos territorios conquistados.

El complejo está formado por un horno de fundición, un camino empedrado típico de las construcciones romanas, un edificio no identificado y un barracón, donde descansaban las tropas.

El Cantón tiene forma circular y es uno de los campamentos más pequeños. Utilizaba un parapeto de tierra como estructura defensiva y al unirse con los fosos y terraplenes de Cildá y Campo de las Cercas conforma una zona de mucha intensidad en el paso de las Guerras Cántabras.

Es una zona increíble para visitar y conocer las maravillas de la historia, invitando a recorrer y pasear por lugares donde la historia está más viva que nunca.

Vía: gobcantabria

La cueva de El Pendo y sus pinturas rupestres

La cueva de El Pendo, en la localidad cantábrica de Escobedo de Camargo, es un sitio increíble para descubrir paisajes de ensueño y pinturas rupestres que dan cuenta de los primeros habitantes de la región.

La cueva se encuentra en el centro del Valle de Camargo, y su entrada es bastante amplia, así como el vestíbulo que se ha confeccionado para que los visitantes puedan recorrer y conocer esta cueva imponente.

Fue descubierta en el siglo XIX por Marcelino Sanz de Sautuola. Diferentes equipos de investigadores y arqueólogos han venido de distintas partes del mundo para analizar el panel de pinturas rojas que se encuentra en el interior de la cueva, y los resultados han servido para marcar un paso importante en la evolución humana y el comportamiento del llamado Homo neandertal y el Homo sapiens.

Continúa leyendo La cueva de El Pendo y sus pinturas rupestres

Los paisajes de Miengo

Miengo es uno de los municipios más hermosos de Cantabria, ubicado a poco más de 21 kilómetros de la famosa ciudad de Santander, cuenta con playas rodeadas por un entorno natural maravilloso.

Sus acantilados están emplazados entre la ría de San Martín de la Arena y la desembocadura del río Pas, formando un gran número de islotes, entre ellos la Conejera, famoso por sus paisajes y ubicado frente a la isla Punta del Cuerno.

La pesca y el turismo de playa son las principales actividades turísticas de la zona, y desde los acantilados siempre se pueden ver algunos pescadores disfrutando el día y ganándose ya sea el alimento o simplemente pescando por diversión.

Sus playas son visitadas constantemente por números elevados de gente, pero son muy amplias y rara vez se percibe el amontonamiento. Si te gusta tomar sol y nadar puedes visitar playa Marzán y los Caballos, también la Playa de Cuchía que está cerca de una pequeña aldea donde puedes comer algo y descansar.

Muchas de las playas de Miengo tienen accesos que requieren caminar por entre bosques frondosos, y sus acantilados pueden asustar a los viajeros poco experimentados, pero es una zona muy segura y la extensión de sus playas la convierten en una recomendación obligada si viajas con amigos.

Vía: turismodecantabria

Hoteles en Santander, Hotel Bahía

Unas vacaciones inolvidables en Cantabria significan hospedarnos en algunos de los mejores complejos de alojamiento que disponen las distintas ciudades de la provincia. Hoy viajamos hasta la localidad de Santander, en Cantabria, para conocer el Hotel Bahía, cuyo nombre indica muy bien su ubicación al lado de la hermosa Bahía de Santander.

Está a poco más de 200 metros de la terminal de transbordadores, por lo que es una zona muy activa, donde decenas de viajeros pasan todos los días y muchos deciden hospedarse en este complejo de cuatro estrellas que consta de 188 habitaciones, un restaurante de primer nivel, dos cafeterías y un bar con panorámicas del puerto.

Otra ventaja del Hotel Bahía en Santander es su cercanía con algunos de los puntos de interés más reconocidos de la ciudad, como el Centro de Convenciones, la catedral o una zona comercial repleta de tiendas y restaurantes de primera categoría.

Entre los servicios incluidos contamos con Internet gratis vía Wi-Fi, habitaciones preparadas para personas con movilidad reducida, habitaciones decoradas con estilo práctico pero a la vez íntimo, muy limpio, excelente atención y por supuesto precios accesibles para el nivel de atención que se ofrece.

Las habitaciones dobles con vistas al mar empiezan desde los 100 € dependiendo el tiempo de estadía y las fechas, así que al planear un viaje a Santander, no dejen de tener en cuenta el Hotel Bahía.

Vía: hotelbahiasantander

Pasiega, valles con encanto

Pasiega es una de las comarcas que integra la comunidad autónoma de Cantabria. Su escenario repleto de montañas ha sabido formar parte de algunos de los momentos más intensos de la historia española, razón por la cual cientos de turistas la visitan regularmente.

Una característica de Pasiega es que siempre se ha mantenido relativamente aislada de los pueblos que la rodean, por esa razón aquí se conservan casi intactas las tradiciones y costumbres campesinas.

A nivel histórico, se han encontrado restos de presencia humana desde la época del Paleolítico, y hoy forman parte de sus atracciones más importantes la Cueva del Salitre de Miera y la Sierra de Cabarga.

Pero el pueblo de Pasiega en sí se remonta a la edad media, donde se hallan las primeras referencias escritas sobre la localidad.

Como muchas localidades españolas, el crecimiento estuvo dado gracias a la creación de monasterios, que hicieron a la gente comenzar a poblar esta región. Uno de los más reconocidos es el Monasterio de San Vicente de Fístoles, que data del año 811.

Rodeado por hermosos valles, increíbles y vastos, las rutas de viaje por Pasiega dan cuenta de las maravillosas postales de naturaleza e historia que se reparten en la comunidad de Cantabria, una de las comunidades autónomas más bellas del país, y que comenzaremos a analizar a fondo aquí en SienteCantabria.

Vía: VallesPasiegos